Comparte

Saúl ‘Canelo Álvarez realizara su campamento de preparación en las montañas de Colorado (Estados Unidos) el 3 o 4 de marzo para comenzar el entrenamiento a gran altitud para la revancha del 5 de mayo contra el campeón de peso mediano IBF / IBO / WBA / WBC Gennady’ GGG ‘Golovkin.

Esta parece haber sido una decisión reciente de los entrenadores de Canelo, Chepo y Eddie Reynoso, para tratar de mantener el ritmo con Golovkin, que entrena en las montañas de Big Bear, California, con Abel Sánchez.

Golovkin siempre entrena en Big Bear, y es conocido por tener un excelente acondicionamiento en sus peleas. Canelo, de 27 años, espera poder mejorar su resistencia para la revancha, en donde a ratos parecía verse limitado por su resistencia física. luchó bien durante los primeros 2 rounds, pero después de eso, se desplomó y pasó la mayor parte de la pelea balanceándose en las cuerdas e intentando descansar.

Creo que solo tienes que llegar con una excelente condición física, lanzar más golpes, lo que en mi opinión era lo que faltaba en las rondas cerradas, que podría haber arrojado 5.6 o 10 golpes más, hubiera sido la diferencia para las rondas cerradas para dárselos a él (Canelo) “, dijo el Entrenador Chepo Reynoso. (Via http://www.boxingnews24.com)

Golovkin dejó que Canelo se alejara de él porque estaba demasiado lejos de él. Si Golovkin hubiera estado cerca, podría haber cambiado sus pies y haberse quedado con Canelo sobre las cuerdas y forzarlo a una última posición. Obligándolo a la pelea corta y aumentando las posibilidades del Kazajo, la esquina de Canelo, cree que la única opción de aumentar el volumen de golpes y ganar de manera clara, es aumentar el volumen de golpes y para esto la condición física del mexicano es primordial.

“Llegaremos a Colorado el 3 o 4 de marzo. Allí tenemos la intención de aprovechar la altitud”, dijo Chepo Reynoso. Los problemas de Saúl Canelo Álvarez parecen tener raíz en su masa muscular excesiva, sin embargo, la apuesta parece seguir siendo el mantener un desarrollo muscular, para resistir la pegada de GGG y tener algo con que contra atacar. Golovkin quería que el desempate con Canelo se llevara a cabo en diciembre pasado, pero la estrella mexicana quería descansar 8 meses porque fue una pelea tan dura para él. Canelo tiene 27 años y Golovkin tiene 35. El luchador más viejo quería volver al ring, pero el más joven no se sentía con los brazos abiertos. Golovkin tuvo que esperar 2 años para luchar contra Canelo. Golovkin quería pelear contra Canelo cuando tenía 33 años, pero él y sus promotores en Golden Boy Promotions no estaban listos para pelear contra Golovkin en ese entonces. Para este combate Canelo tiene una gran deuda con su capacidad cardiovascular y si quiere cumplir sus palabras de no necesitar jueces para ganar, definitivamente tendrá que hacer algo más intentar contragolpear a GGG en las cuerdas.