Luego que el campeón chileno de peso ligero, Cristián Olivares, acreditara una lesión que le impidió defender su cinturón ante el retador mandatorio, Óscar “La Makina” Bravo, la Comisión lo nombró “campeón en receso” y ordenó un combate por el cinturón interino de la categoría.

Para ese combate, la primera opción que aparece es la del iquiqueño, Patricio Carrión, que de aceptar enfrentar a Bravo, podría tener una nueva chance por el título de Chile, dado que el campeón interino deberá enfrentar a Olivares una vez que se recupere de su lesión.

De no asumir Carrión el desafío, el rival de Bravo podría salir del combate que protagonizarán en el mes de diciembre Carlos Díaz y Héctor “Maldá” Medina, quien pese a ser rankeado super ligero, luego de la pelea con Díaz podría ser elegible para la categoría liviano.

Una vez concretado el combate la idea es que no pase un periodo más allá de dos meses para su realización.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.