El recién coronado campeón mundial de peso ligero de la FIB, Richard Commey, regresó a su natal Ghana para recibir una bienvenida de héroe. Miles de personas abarrotaron las calles de Bukom para celebrar el regreso a casa de su campeón.

Commey desmanteló al ruso Isa Chaniev en dos rondas para reclamar el titulo de peso ligero del mundo de la FIB en Texas el 2 de febrero y ya se está alineando para enfrentar a la estrella Vasyl Lomachenko en su próxima salida. Desafortunadamente, esa pelea puede tener que ponerse temporalmente en el estante, ya que Commey cuida una lesión en la mano sufrida en la pelea de Chaniev.

El golpeador de Ghana reflexionó sobre su victoria por el título mundial y discutió el posible choque con Lomachenko y el estado actual de su mano.

Commey dijo: “En primer lugar, se lo debo todo a Dios. Él me ha puesto en la posición de tener éxito y estar rodeado de grandes personas que me han ayudado a alcanzar mi potencial para convertirme en campeón del mundo”.

“Sentí que luché bien en la pelea contra Chaniev, pero sé que puedo ser mejor que eso y continuaré mejorando bajo la guía de mi equipo de entrenamiento encabezado por Andre Rozier. Lomachenko es un gran luchador y cuando lo enfrentamos será una gran pelea, pero él no ha sentido el poder como el mío antes, y creo que puedo vencerlo con un estilo explosivo “.

Comento con mucho optimismo el reciente campeón ligero, esta es una de las peleas que podrían darse durante del segundo semestre de 2019, ya que en la actualidad Lomachenko negocia una defensa con Crolla.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.