Comparte

Tres peleas bastaron para uno de los mejores años en la carrera profesional del mexicano Saúl Canelo Álvarez, luego de un 2020 donde a causa de la pandemia solo pudo mostrar algunos destellos de buen boxeo como fue su victoria ante Callum Smith.

Por lo mismo, el Canelo estaba decidido a recuperar el tiempo perdido y fue febrero el mes elegido para su regreso ante un rival que, para ser sinceros, no representó ningún peligro para el mexicano, el turco Avni Yildirim.

Pese a eso, Canelo cumplió con lo que se debe ante rivales de un nivel menor: noquearlo en los primeros asaltos y eso fue lo que hizo el mexicano, despachando en tan solo tres asaltos a Yildirim y retener sus cinturones de campeón peso super medio AMB y CMB.

Luego vino la mejor actuación de Canelo, cuando enfrentó el pasado 8 de mayo al británico Billy Joe Saunders, en un combate de unificación donde Canelo buscaba sumar el cinto de la Organización Mundial de Boxeo.

Fue una verdadera exhibición de Saúl “Canelo” Álvarez que retiró a uno de los boxeadores que asomaba como de mayor peligro para el mexicano. Así lo era en el papel, pero en la práctica Canelo fue una tromba que acabó en ocho asaltos con el amigo de Tyson Fury.

Finalmente, la cereza del pastel vino de la mano del estadounidense Caleb Plant, que resultó ser un hueso más duro de roer de lo que se pensó en un inicio, pero que aún así no tuvo lo necesario para derrotar a Saúl Canelo Álvarez.

En síntesis, tres combates y tres victoria para Canelo, que de paso se transformó en campeón absoluto de las 168 libras y con hambre de seguir sumando cinturones. ¿Podrá convertirse en campeón crucero? La respuesta la tendremos en mayo cuando enfrente al congoleño Ilunga Makabu.

Si llegaste hasta acá es porque te gusta nuestro contenido. Ayúdanos a seguir apoyando y difundiendo el boxeo nacional con tu aporte. Hazte socio de Boxeadores.cl y permitirás que podamos seguir adelante con este proyecto autogestionado. HAZTE SOCIO PINCHANDO AQUÍ.

TE PUEDE INTERESAR